Trabajar sobre lo que ha sido dañado

Cuando era joven, antes de mis 20, mi señor padre tenía una cantidad de libros sobre diversos temas, y en lo personal , aunque leo mucho, me he dado cuenta que no tiene caso hablar de libros por lo general en varios ambientes, cada quien tiene su opinión particular. En el último año, calculo que he gastado unos 600 USD en libros no técnicos, es decir. Novelas o libros con ideas, aunque algunos los he tenido que comprar a través de Amazon por el mal estado del mercado editorial en México, comparando contra fines de los 80 y 90s.

Entre una y otra cosa, a finales de los ochenta llegaron a mis manos dos libros que no recomiendo, de Bernard Dubant, sobre Carlos Castaneda, me parece que eran “un salto a lo desconocido” y otro llamado “el camino del guerrero”. Tengo esos dos libros porque los compré por el año 2005 para demostrar una de las estupideces de Camilo Arenas / Haakon Gaia, uno de los matones de la secta templo de la serpiente emplumada, que entonces se llamaban Kinam así mismos: Este Camilo Arenas era el mismo que le quitaron la beca en Colombia por promoción de drogas, que decía saber defensa militar, ninjitsu y capoeira, y del que después salieron evidencias de que regenteaba un servicio de escorts (mujeres de la vida galante) en el 2011 y que tuvo que salir disparado a Francia.

El caso es que aunque esos libros los compré para verificar que el sujeto daba información que era érronea, esos libros se centran en dos aspectos de Castaneda, principalmente tratando de encontrar la relación entre budismo y caminos orientales con el camino de Castaneda, incluso creo que mencionaban lo del libro de los cinco anillos y el camino que debe seguirse hasta el final.

Conociendo por cuestiones de familia, algunas cosas de cultura general sobre lo que es y lo que no es yoga , así como el uso de mis maestros de los conceptos de Karma yoga (ver mejor http://en.wikipedia.org/wiki/Karma_yoga que la versión en español), o yoga de la acción , para explicar algunos puntos finos que no eran Nagualismo pero importantes de considerar, entendía a través de eso que la elección del camino, y los puntos de referencia reales, era algo de lo que carecía el conocimiento de Castaneda, ya que hablaba de validar en realidad ordinaria y en realidad no ordinaria, lo que sucedía y siendo juez y parte ese sistema,. Sin herramientas de validación externas, aquel que toma el camino de Castaneda sin algo real atrás se suele hacer tonto y si sobrevive es de milagro o por contacto previo con sistemas de autocontrol, que es donde entran Yama y Niyama es decir, las observancias morales y espirituales de los yogas principales, que según recuerdo no mencionan en lo absoluto los libros de Dubant.

Este escrito sale justamente por una reflexión que surgió hoy en el trabajo, sobre que no ha habido control de algunos procesos, y nadie esta trabajando en lo que el iching llamaría trabajar sobre lo que ha sido dañado( hexagrama 18), que es parte de conocimientos orientales, y que, en cambio en Castaneda, suelen ser “evitar empequeñecerse” o “evitar que los problemas crezcan” pero por lo general no soluciones a problemas reales - traumáticos. Si alguien interesado en Nagualismo Castanediano tuviera que tratar una amputación, por lo general no tiene la más mínima idea, porque Castaneda habla de algo que son circunstancias ideales y usando los términos de alguien que vio lo que pasó en el trabajo, “No tiene la más puta idea de la realidad”.

Sin embargo quiero dejar aquí constancia de algunas cosas. A veces no debes y a veces No puedes trabajar sobre lo que ha sido dañado. Por ejemplo, suelo correr a personas del trabajo a la segunda mentira. No tiene caso trabajar con ellos. Es lo mismo que no debes pelear batallas ajenas, ni trabajar sobre alcohólicos que les vale gorro, ni sobre parásitos. Es decir, si alguien no trabaja en lo que ha sido dañado, tiene el “huevo luminoso roto”, en términos de Castaneda, y cualquier cosa real es pérdida de tiempo. Por ejemplo, los que no tienen un ingreso producto del trabajo, salvo muy raras excepciones tienen algo profundo dañado, y por lo mismo no puede trabajarse sobre ellos.

En ocasiones, sin embargo, hay situaciones que pueden valer la pena. Ese es mi tipo de trabajo como empresa. Medidas para trabajar sobre lo que ha sido dañado y permitir la continuidad de negocio. Esto implica muchas veces libertad completa para hacer reingeniería en base a ciertos preceptos, pero esto implica también el uso de tiempo de manera continuada en algo razonable.

En lo personal, tengo 42 años y llevo trabajando en el mundo real desde los 19, esto me hace pensar también en puntos de control y validación de daños que tiene que ver sobre eso: Trabajar sobre lo que ha sido dañado. De momento estoy teniendo que dedicar mucho tiempo a dar seguimiento a las cuatro empresas principales que tengo, porque no me doy abasto. A pesar que estas empresas tienen empleados en varias entidades federativas, por lo que veo tendré demasiado trabajo por varios meses aunque espero que se estabilice por febrero o marzo del 2015.

De momento no actualizaré muy seguido, un mensaje aquí , otro allá, pero reduciré lo publicado por exceso de trabajo. Solo quiero dar la idea de algo real. Trabajar sobre lo que ha sido dañado no lo hace Castaneda, y es lo que pide le mundo real. Pero la mayoría de la gente no quiere cambiar, es decir, no quiere trabajar sobre lo que ha sido dañado, y esa es la razón de los muertos figurados.
Hay mucho mas tiempo que vida, trabajando sobre lo que esta dañado, pero siempre y cuando no sea algo parasitario, y se cumplan los principios que me comentaron mis maestros tradicionales, al trabajar sobre lo que ha sido dañado.

Proteger y Nutrir.
Ser y permanecer
Crear y no criar.

Theme provided by Danang Probo Sayekti.