Paréntesis : El orden correcto de las cosas

Seis de septiembre 2013

He pasado el último año (11 meses y medio para ser precisos) con una carga de trabajo impresionante y semanas laborales de 60 horas, para cumplir diferentes necesidades de las razones sociales de las que soy dueño, socio o que me ha dado poderes legales por la naturaleza de mis actividades.

Así mismo, he tenido que dedicar los dos últimos meses unas 70 horas al mes a asuntos relacionados con un delito que me tocó observar el 17 de julio, y por el cual emprendí acciones legales para no ser copartícipe. Aclaro que es coincidencia de fechas que el 17 de julio Francisco Díaz Herrera alias yaok alias tleoko haya sido, según sus palabras, expulsado del país.

Mientras escribo estoy en una pausa esperando un cheque de mi cliente principal que debió salir hoy y no ha salido, así que estoy sentado en un cubículo escribiendo en mi IPAD mini. He recibido tres o cuatro correos a través de este medio que son impublicables, porque no están estructurados de manera clara, y tienen que ver con fantasías prehispánicas y sus propios problemas del autor que los mandó con la secta templo de la serpiente emplumada.

Otro de los correos me comenta de una nueva identidad de dichas personas en el foro “El lavadero” de la editorial fantasma Editora Alba, que en su momento estaba relacionada con la secta y que acabó de pleito con ellos; esta identidad es un supuesto informante que dice tener contacto conmigo y con la secta templo de la serpiente emplumada, lo cual es por lo menos dudoso, para no decirlo más feo.
Me llama la atención varios errores obvios de lo que entendió esa persona (la que comenta del lavadero) y que no voy a verificar en persona. En primer lugar, si uno se queda en un lugar lleno de basura, es para destruir. No puedes explicar nada a personas que no tienen el cerebro conectado, es poco práctico y pérdida de tiempo. Por lo mismo, el hecho que mis maestros tradicionales prohibieran en su momento el paso en una semana que estábamos revisando los puntos principales del ramayana (http://en.wikipedia.org/wiki/Ramayana) a una persona que insistía en encontrarle ramificaciones wiccas (o fluffy bunnies, es decir, superficiales http://en.wikipedia.org/wiki/Fluffy_bunny) a conceptos como el Dharma del ramayana.

Don Juan se refería a la regla como “La ley”, (anexo antropológico citado frecuentemente aquí), y en ese sentido, para explicar lo que era la ley, varios grupos serios que conozco trataban de hacer entender primero a la gente el concepto del Dharma Hindú. El comportamiento necesario para conservar el correcto orden de las cosas.

Por lo mismo, la idea de “irse a meter de incógnito en x y o z lugar” es poco recomendable, y si el lugar es un lodazal solo se consigue ensuciarse. Por lo mismo irse a “infiltrar” es estúpido y propio de ociosos, usando el término de Castaneda “cazar poder” es estúpido cuando el lugar está lleno de mierda. Esa es una de las razones por las que siempre se han corrido de los grupos de trabajo serios a multinombres, fluffy bunnies, o guerreros de escritorio.
Conozco varios grupos wicca más o menos decentes y hay personas entre ellos que respetan el Dharma o la ley, en el sentido de restablecer el orden correcto de las cosas. Tengo también memorias extrañas de un practicante de creencias nórdicas que según él estaba haciendo rituales en Durango para evitar la destrucción de la naturaleza.
Hace unos años entendí que “el orden correcto de las cosas” y el mal eran conceptos sencillos. No significa que lo diferente sea malo, pero hay que poner atención, por ejemplo, un tornillo que cae de un quinto piso es capaz de matar a un hombre sin casco en la planta baja, no es el orden correcto de las cosas, ni un presagio. Significa que debes tomar medidas de precaución.

Usando un ejemplo, las razones básicas por las que en su momento he tomado ciertas medidas, como publicar algunos sitios, es para tener evidencia del “orden correcto de las cosas”. Varios de mis sitios llevan funcionando desde hace quince años, mi primer dominio de internet es de 1995. Pero muchas personas son incapaces de pasar la prueba del tiempo, y por lo mismo no entienden que las ideas y la voluntad se demuestra con el transcurso a lo largo del tiempo. La voluntad humana está ligada para algunos en su beneficio personal, y para eso se justifican algunos creyéndose guerreros, iluminados, y son el producto del orden correcto de las cosas.

A lo largo de los años, si lo que te preocupa es el orden correcto de las cosas, tomas medidas defensivas. En el año 2007 se extravió una memoria USB con detalles de tres razones sociales que había creado yo mismo años atrás. Por la situación de ese momento, lo que hice fue proceder a cambiar mis claves patronales del IMSS, y tomé medidas para cambiar de razones sociales en el año 2008. No podía permitir que alguien se beneficiara de mi pérdida. Cabe destacar que el USB perdido apareció unos cinco días después en la oficina de uno de mis socios, ya que por cansancio no me acordaba que lo puse en ese lugar. Pero ese no era el lugar. El dejar el USB estaba mal, no era diferente.

Leer entonces de personas que dicen que son parte de mis razones sociales cuando no conocen ni su nombre, es curioso. Es la misma dinámica de personas que piensan que “es signo de aprobación” de mi parte. Cuando uno se conecta el cerebro, se da cuenta que no tiene sentido. Primero porque he comentado la importancia de tener un trabajo (y llevo más de veinte años cotizando para el imss), pero decir los nombres en un juzgado de las razones sociales es simple, pero… nada tiene que ver con lo que es.

El orden correcto de las cosas me dice dar continuidad a un modo de vida en los nuevos tiempos. Castaneda diría de “los nuevos videntes” contra “los brujos antiguos”, en realidad es muy simple. Solo puede vivir el presente sin problemas aquel que tuvo la presencia de ánimo para crear estrategia para el futuro, y la presencia mental para hacer sus sueños posibilidades. Tanto el camino de los “brujos antiguos” como el de los “nuevos videntes” tienen que ver simplemente con hacerse pendejos. La libertad no tiene que ver con escalamiento social, y el ser práctico, y conducirse de manera transparente no implica dejar abierta la puerta de la casa a los ladrones, y andar de incógnito en medio de la mierda es contrario al Dharma y al sentido común.

No creo que la carga de trabajo que tengo desde hace un año vaya a bajar. Sin embargo, creo que se cómo manejar de manera diferentes mis horarios, si uno de los clientes fuertes de momento lo permite, para tener más tiempo disponible que dedicar a este y otros sitios.

Espero dar más detalles el LUNES.

Theme provided by Danang Probo Sayekti.