El Sendero de las lágrimas 1/4

Disculpen los lectores por no haber escrito la semana psada: esta será poco, también.

He recibido dos o tres correos en las dos ultimas semanas que preguntan sobre situaciones familiares y su familia Como antecedente a mi respuesta, explicaré un problema que mis maestros llamaban "Seguir el sendero de las lágrimas", en referencia a un evento histórico de Estdos Unidos, llamado Trail of Tears ( http://es.wikipedia.org/wiki/Sendero_de_l%C3%A1grimas ).

Hay veces que la violencia tiene un sentido práctico, así como las limitaciones. Por ejemplo, Dejar fuera de combate a un ladrón, es posible que provoque dolor a uno de tres personas : El ladron, la victima, y el que deja de combate al ladrón, que a veces puede ser la misma víctima. El ladrón trata de parasitar a su víctima, lo que lo hace un parásito y como tal debe tratarse.

Pero una persona que hace graffitti, por ejemplo, para algunos es arte, con lo que estaría de acuerdo que en gustos se rompen géneros su el grafitero usara una pared suya o con autorización. Si no tiene esa autorización, es un simple hecho de prepotencia / vandalismo, y nada mas.

La situación del vándalo es la misma que la de un terrorista o la de un troll como los que suceden a veces en los foros de casi cualquier tema, sea la intervención a lo estúpido por cosas de política o de supuesto nacionalismo o de lo que sea. La pared es del que la pagó. No del que la pinta.

Puede decirse que hay personas uqe hacen algo por obtener el dolor ajeno y alimentarse de eso. Hay personas que ni cuenta se dan.

El sendero de las lágrimas es seguido por dos tipos de personas: Los que se van llorando y los que causan daño por el placer de hacerlo (si hubiera interés material serían parásitos, por lo cual este tipo de personas son una variedad de parásitos).

Si haces una división de mandarina en gajos (es decir, le partes la madre) a un ladrón que trata de asaltarte o a un graffitero que quiere pintar tu casa, solamente estas sacando la basura, y es no es censurar.

A veces algunos que se quedan viendo a los caminantes del sendero de las lágrimas, lo hacen por solidaridad... pero se quedan. Lo unico decente es pelear. O irse sin llorar, y regresar a destruir... en esa misma generación.

Las batallas de nuestros padres son batallas ajenas. SIn embargo, las advertencias de los padres son las del dueño del muro.

Pero que sucede con acciones a lo largo del tiempo, por ejemplo, el costeo de una carrera universitaria ?

Puede ser que nadie siga el sendero de las lágrimas o que todos los sigan. Sin embargo, nadie debería seguirlo.

Theme provided by Danang Probo Sayekti.